Internet, droga de diseño

Conexiones: Internet + Droga

A raíz de un interesante artículo del XL Semanal, Ciberadictos, donde se habla de numerosos estudios que demuestran que la red y el móvil son pura adicción, y se dice entre otras cosas que «el ordenador viene a ser cocaína electrónica», generador de ciclos de euforia seguidos por bajones depresivos. Internet «produce estados de ansiedad y provoca comportamientos compulsivos» y La Red «fomenta nuestras obsesiones, dependencia y reacciones de estrés» he decidido dar un paso más allá. Debido a la tolerancia social a los comportamientos adictivos que puede producir la ciber-conexión presento un artículo ficticio sustituyendo medios y redes por sustancias varias. La percepción hacia el problema cambia bastante ¿verdad?

Las acciones de la popular droga social Facebook (te deja la cara como un cartón) han caído hasta 18 euros por acción, casi la mitad de su precio de salida. A pesar del fracaso en bolsa, sigue siendo la droga más popular a nivel mundial, con un total de 1000 millones de consumidores. El éxito de su consumo está en que Facebook potencia las relaciones sociales, haciendo como el alcohol o la cocaína que todo el mundo parezca “tu amigo”. Al parecer el fracaso en bolsa parece estar en la incapacidad de vender tanto como se preveía inicialmente: si se regala en la puerta del colegio, su consumo está asegurado, pero cuando se intenta obtener beneficio, el consumidor prefiere optar por otras sustancias.

Apple, la compañía de la manzana (el logo hace referencia a la manzana envenenada de Blancanieves) sigue creciendo gracias a sus drogas de diseño. El último éxito ha sido sin duda el ipad, la anfetaminida en forma de tableta. Al principio no se sabía cual sería el efecto inmediato de su consumo, y muchos fueron los que vaticinaron su fracaso. Pero las caras tabletas que se pueden adquirir en exclusivas tiendas apple proporcionan toneladas de satisfacción a sus consumidores. Una vez la prueban, no pueden prescindir de su consumo exclusivo, evitando sustancias y sucedáneos de otras compañías.

Windows es la droga más consumida en el hogar. Su consumo está especialmente asentado en la sobremesa (después de comer). Se supone que los efectos inmediatos son una dosis de felicidad, pues abre ventanas a otras percepciones. Pero los efectos positivos pronto se vuelven una tortura para el consumidor, pues el cerebro empieza a experimentar ralentización en sus procesos. A pesar de que los efectos secundarios son altamente peligrosos (prácticamente el total de los consumidores se ha quedado “colgado” en alguna ocasión) sigue siendo la droga más asentada gracias a la actitud agresiva del Cártel de Microsoft y sus “camellos” distribuidores.

About Arturo Mora

Apasionado del diseño, motion graphics, animación y la ilustración, viviendo de mis aficiones. https://www.cut-out.es/acercade/